Sueros

El suero es una sustancia que se aplica después de la limpieza facial, y antes de humectar, con la intención de suministrar ingredientes activos que aborden problemas específicos del cuidado de la piel, como las arrugas, el acné o la hiperpigmentación. ¡Bye bye, signos de envejecimiento!